Etiquetas

, , , , , ,

Las nubes se forman gracias a la evaporación del agua de los ríos, mares y lagos. Cuando este vapor de agua asciende y llega a altas alturas, se enfría y se condensa, formando así masas visibles formadas por gotas de agua. Estas diminutas gotas miden entre 8 y 15 mm de diámetro. Pero cuando éstas crecen hasta un diámetro de 0,1 mm, caen en forma de lluvia.  En caída varían su velocidad entre 4 y 8 m/s, con un diámetro entre 0,7 y 5 mm.

La formación de nubes son de vital importancia para el ciclo del agua. El agua se evapora, forma nubes en las altas capas de la atmósfera, se condensa lo suficiente para llover, para luego volver a evaporarse y formar nubes nuevamente. La forma o tamaño de las nubes depende de la velocidad de condensación, de la temperatura ambiente, las temperaturas de las altas capas y también de la cantidad de vapor que contengan, es decir, su humedad.

Más información:

Anuncios