Etiquetas

, , ,

La verdad es que la Luna en realidad esta cayendo, pero manera continua. Lo que pasa que lo hace con una velocidad de manera que sigue la trayectoria de la Tierra. Vamos a explicar esto mejor:

Imagina que te encuentras a 45 Km de altura y lanzas una piedra horizontalmente. Dependiendo de la velocidad, la piedra llegará más o menos lejos. Pero hay una velocidad en la que la piedra no cae, sino que se mantiene siguiendo la circunferencia de la Tierra. Una vez que logra eso, la piedra se pondrá en órbita. Su velocidad ya es constante, dado que no hay una fuerza externa que la cambie. Para que suceda esto, la piedra tiene que superar una cierta velocidad para poder mantenerse antes de que la Tierra inicie su circunferencia. Puedes representar esto dibujando una circunferencia grande, representando a la Tierra, un hombre parado en el polo norte, y luego dibuja la trayectoria de la piedra que este lanza. Cuando dibujas esta trayectoria, hazlo de manera que la misma se va curvando a medida que lo hace la Tierra. Es decir, la trayectoria de la piedra siempre cae, pero no lo hace ya que sigue la circunferencia de la Tierra. De este modo, se mantiene en órbita de forma constante.

La Luna se comporta del mismo modo: esta continuamente cayendo. Su velocidad es tan grande que logra seguir la curvatura de la Tierra y por lo tanto nunca cae de manera de chocar con esta. Este mismo principio se usa en los satélites artificiales, los cuales funcionan igual que la Luna. Para lanzar un satélite en órbita, el mismo debe ser lanzado con una velocidad fijada de manera que su trayectoria logre curvarse a la par que lo hace la Tierra, y de este modo mantenerse en órbita constantemente.

Más información:

Anuncios