Etiquetas

La Tierra rota sobre su propio eje a una velocidad lineal de 1666 km/h, medida desde el ecuador. Esta velocidad parece muy grande, pero sin embargo nosotros no la percibimos. Esto se debe a que formamos parte del mismo sistema de movimiento de la Tierra.

Es decir, al formar parte de ese mismo sistema, nosotros nos movemos a la misma velocidad que ella, rotamos a su misma velocidad. Como la Tierra gira a velocidad promedio constante, no percibimos ningún cambio ni sensación de movimiento. Esto se puede comparar cuando te encuentras en un auto que viaja a alta velocidad. Adentro del mismo no percibimos esa velocidad. Lo mismo sucede en cualquier móvil que se mueve a velocidad constante.

Hay que recalcar que es primordial que esa velocidad sea constante. De no serla, a causa de nuestra inercia percibiríamos el movimiento. Según la inercia, todo cuerpo que se mantiene en reposo o movimiento continuará en su estado a menos que una fuerza externa actué sobre él. Si la Tierra desacelerara de golpe, nosotros seríamos expulsados al espacio a una velocidad de 1666 km/h, debido a la inercia, dado que ninguna fuerza externa actúa sobre nosotros (la fuerza actúa sobre la Tierra).

Pero nada esto pasará, dado que la tierra gira sobre su propio eje a velocidad a una velocidad prácticamente constante, lo que hace que, al ser parte de ese sistema, nunca percibamos el movimiento de ésta.

Más información:

About these ads