Etiquetas

La torre de Pisa maravilla al mundo no solo por su antigüedad y figura sino también por la extraña posición en que se encuentra. Esa inclinación se debe a un error en la construcción, hace ya varios siglos. Sin embargo, a pesar de ese tiempo, la Torre sigue intacta. Su explicación se debe a la ubicación de su Centro de gravedad.

En un campo gravitatorio uniforme, el centro de gravedad de cualquier objeto se encuentra en el mismo lugar que su centro de masa . Su importancia radica en que en un cuerpo la gravedad actúa de manera que toda su masa se concentrará en ese centro de gravedad. Este lugar no siempre es simétrico con el objeto mismo, dado que éste puede tener forma irregular y contener más masa de un lado que de otro.

Este centro es quien determina el equilibro o caída de un objeto. Imagina una recta perpendicular al piso que pase por el centro de masa del objeto. Para que el cuerpo no se caiga, la recta perpendicular del centro de gravedad debe pasar por el soporte del mismo. Si esa línea lo abarca, el objeto se mantendrá en equilibrio, dado que la gravedad está sustentada. Pero si la recta no abarca el soporte, éste se caerá. De este modo, la condición para que se un objeto se mantenga en equilibro es que la recta perpendicular al suelo de su centro de gravedad abarque el apoyo del mismo.

Esto mismo se aplica a la Torre de Pisa y es lo que explica por qué no se cae. Su centro de gravedad se encuentra encima del apoyo de la torre, de modo que se encuentra equilibrada. Es decir, la recta del centro de masa, perpendicular al suelo, pasa por la base de la torre. Esto asegura que la Torre no se caiga, a pesar de estar inclinada.

Más información:

About these ads